Fixtoe: La startup de podología que revoluciona el cuidado del pie con sus patentes innovadoras

fixtoe

Tema: Fixtoe

Autor: Javi Gracia

Tenemos hoy con nosotros a David Lucas Picazo, cofundador y CEO de Fixtoe, la startup que nace para facilitar el trabajo de los profesionales de podología y mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de dispositivos eficaces avalados científicamente. El podólogo y emprendedor nos explica las claves que motivaron el proyecto, las expectativas generadas y el impacto que puede llegar a tener en el terreno de la salud.

David Lucas cofundador y CEO de Fixtoe
David Lucas, cofundador y CEO de Fixtoe.

El origen de Fixtoe

-¿Cómo nació o surgió la idea de vuestro proyecto?

Los socios fundadores somos Fran Monzó y yo, David Lucas; profesor y alumno del grado de podología de la UMH. Y tras 2 años de prácticas en el hospital Vistahermosa de Alicante, Fran confió en mí una idea que llevaba 7 años pensando: reinventar el esparadrapo para una patología muy común, la deformidad de los dedos del pie asociado al dolor en la planta.

Comencé a hacer prototipos y, durante todo el año 2017, desarrollamos Fixtoe y empezamos a hacer acuerdos con los primeros proveedores. En enero de 2018, se fundó Fixtoe Company, y ahora, tras 6 años, hemos pasado de ser dos podólogos con una idea en una clínica en Alicante a una startup de innovación podológica con un objetivo muy claro: ser referentes internacionales del cuidado del pie.

Dispositivos patentados para corregir y prevenir patologías del pie 

-Os habéis propuesto mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de dispositivos podológicos patentados y avalados científicamente. ¿Qué dispositivos habéis lanzado y en cuáles estáis trabajando? ¿Qué tipo de patologías se pueden tratar con ellos?

Los dispositivos que hemos lanzado son Fixtoe Pro, para corregir la deformidad de los dedos del pie y prevenir la cirugía; Fixtoe Qx; para estabilizar la cirugía de juanete y dedos en garra; y Podoks Running y Podoks Confort, diseñados para prevenir fascitis, tendinopatía aquílea y sobrecarga del pie. 

En la actualidad, estamos trabajando en diferentes categorías kids y enfocados en diferentes patologías y dolores que se producen en los pies como pueden ser la deformidad en los dedos del pie, la prevención y tratamiento de esguinces, la inestabilidad del tobillo, piernas cansadas…

Proyecto de impacto social

-¿Qué impacto social pueden tener estos desarrollos?

Teniendo en cuenta que el 70% de la población sufre patología en el pie, que el 40% de las bajas en el sector industrial se deben a problemas en el pie y que son dolores que incapacitan en tu día a día, el impacto es muy alto. Porque no solo vamos a tratar a la población que ya sufre esas patologías, sino que vamos a prevenir que las sufran, por lo que vamos a conseguir una incidencia directa en esos datos estadísticos.

¿Se infravalora la podología en la salud?

-¿Consideráis que a menudo se infravalora la salud relacionada con el pie y la pisada?

Sí, de hecho los podólogos aún seguimos luchando por entrar en la sanidad pública para que se reconozca la figura del podólogo como un sanitario de primera necesidad, ya que el podólogo tiene un papel fundamental para la salud de pacientes infantiles, geriátricos, deportivos, diabéticos…

-¿Está la sociedad concienciada sobre la importancia del cuidado del pie y el impacto que puede tener en sus vidas?

Por suerte, cada vez hay más conciencia y se le presta la atención que merece, ya sea visitando al podólogo, usando calzados saludables con buenos materiales o con un buen cuidado diario de los pies. Pero todavía hay mucho desconocimiento y mucha labor de divulgación por hacer.

Los retos del emprendimiento y la innovación tecnológica basada en ciencia

-Se está apostando cada vez más por la transferencia tecnológica desde las universidades y centros de investigación hacia las empresas. ¿Cómo está siendo ese proceso en vuestro caso? ¿En qué punto del camino os encontráis?

En nuestro caso todo ha sido pensado y desarrollado con nuestros propios medios y recursos. Desde la idea hasta la puesta en el mercado, lo hacemos de forma interna. Una vez desarrollado, las universidades sí que tienen un papel para la validación científica de las patentes que desarrollamos.

-¿Cuáles son los principales retos del emprendimiento basado en la ciencia para los próximos años?

En mi opinión, los principales retos son intentar validar de una forma ágil y eficaz las primeras hipótesis de la solución a desarrollar, reducir la incertidumbre cuanto antes y trabajar muy bien el go to market, que muchas veces es el gran olvidado. Además de conseguir que científicos consigan elevarse y no ver el negocio desde un laboratorio, sino ponerse en el rol de emprendedor para que esa solución se expanda lo máximo posible y ayude al máximo número de pacientes. 

equipo fixtoe
El equipo de Fixtoe.

-¿Puede ocupar España una posición de liderazgo en cuanto a innovación en el sector sanitario?

Por talento, por supuesto que sí. Pero el talento sin recursos tiene muy difícil poder posicionarse como líder, ya que una buena idea sin poder llevarse a cabo solo es una buena idea.

Esto provoca dos situaciones: el exilio de emprendimiento científico fuera de España y los valientes que deciden emprender aquí, que tienen que hacer milagros para obtener recursos en las primeras etapas solo para validar la idea. Y luego ya ni pensemos en la segunda etapa, la puesta en el mercado y expansión, donde muchos hemos pasado de puntillas por estas fases, sin recibir ninguna subvención ni ayuda, todo a costa de préstamos personales, avales y rondas de inversión privadas.

-El ecosistema inversor parece cada vez más interesado en el modelo science equity, aunque todavía no está al nivel de otros modelos como venture capital o private equity. ¿Es accesible la inversión para proyectos como el vuestro?

Considero que todavía hay mucho trabajo por hacer para que se pueda valorar la accesibilidad. En muchas ocasiones, sobre todo por el largo proceso de validación de muchos proyectos científicos y el nivel de incertidumbre que hay, faltan más fondos que inviertan en estadios más tempranos. Esto haría que hubiera más casos de éxito y más soluciones científicas puedan llegar al mercado antes.

También me he encontrado con el error, en mi opinión, de medir con las mismas métricas de valoración las startups científicas y las no científicas. Creo que una empresa científica con patentes, avales científicos y una estructura sólida detrás tiene que ponerse en valor. Obviamente la facturación también, pero que no sea la métrica más importante a la hora de valorar ni la startup ni la inversión en la misma.

Un proyecto apetecible para los inversores

-A principios de este año cerrasteis una ronda de medio millón de euros. ¿Cómo os ha impulsado esa inyección económica? ¿Alguna otra ronda a la vista?

Gracias a nuestra primera ronda de inversión, hemos podido desarrollar nuestro proyecto más ambicioso y escalable, Podocks, los primeros calcetines biomecánicos desarrollados por podólogos para prevenir y tratar diferentes lesiones del pie. Esto nos ha abierto un mercado en auge: el deportivo y el confort. 

-¿Alguna nueva ronda de inversión a la vista?

-Sí, actualmente nos encontramos en nuestra segunda ronda de inversión, dirigida única y exclusivamente para la explotación nacional e internacional de toda la línea de Podoks y Fixtoe.

-¿Qué perspectivas y objetivos manejáis para el año que viene?

Para el año que viene queremos expandirnos y estabilizarnos en el mercado de EEUU, Europa y LATAM. Además de superar el millón de euros de facturación y establecer alianzas sólidas para convertirnos en referentes internacionales del cuidado del pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *