eat seo

EAT SEO | Qué es y por qué es tan importante para Google

Tema: EAT SEO

Autor: Javi Gracia

EAT son las siglas de Expertise, Authoritativeness & Trustworthiness (Experiencia, Autoridad y Confianza en español). Se trata de un concepto al alza en el ámbito del SEO y consiste en una serie de prácticas enfocadas a elevar el prestigio y la credibilidad de un sitio web. En este artículo explicamos todo lo que necesitas saber sobre EAT Seo.

Qué es EAT y por qué es importante en el SEO

EAT son todas aquellas estrategias y técnicas cuyo objetivo es incrementar la confianza del usuario en nuestros contenidos. Consta de 3 pilares:

  • Experiencia: es el nivel de conocimiento o habilidad demostrado en un campo o temática específica. Lo que se evalúa en este apartado son las credenciales, la experiencia profesional o incluso la formación del creador del contenido. A mayor especialización, mejor considerado estará el contenido por parte de Google.
  • Autoridad: es la reputación del sitio web dentro de su sector. En este caso, Google evalúa la cantidad y calidad de las referencias (enlaces externos y menciones) de nuestro sitio web. Para que estos enlaces y menciones sean bien valorados deben provenir de sitios web de la misma temática o similar y que a su vez tengan una buena autoridad. También se evalúan las señales sociales (enlaces procedentes de las redes sociales).
  • Confianza: es la legitimidad, transparencia y precisión del sitio web y su contenido. Algunos factores que refuerzan la confianza son: indicar quién es el responsable de los contenidos, incluir enlaces relacionados con dichos autores, introducir formas de contacto accesibles, incluir enlaces a los perfiles sociales, utilizar fuentes informativas externas de calidad y referenciarlas con enlaces, etc.

Mientras la experiencia y la confianza son dos características que sea trabajan fundamentalmente a través del SEO on page, la autoridad se consigue habitualmente a través de estrategias de SEO off page. Aquí te contamos la diferencia entre SEO on page y SEO off page.

Origen del EAT

El EAT aparece por primera en el documento Search Quality Evaluator Guidelines (en español: Directrices para los Evaluadores de Calidad de Búsqueda de Google), un dossier de 168 páginas que utilizan los evaluadores humanos de Google para medir la calidad de los resultados de búsqueda. Google subió este documento en 2013 para ayudar a los creadores a entender qué busca Google en una web.

Importancia del EAT

La importancia de EAT depende, en primer lugar, del propósito del sitio. Y más en concreto, del nivel de impacto que puedan tener los contenidos de un sitio web en los usuarios. Esto está relacionado con lo que Google denomina contenidos YMYL.

YMYL (Your Money or Your Life)

Los contenidos YMYL, siglas de Your Money or Your Life, son aquellos que pueden afectar potencialmente a la salud, la estabilidad, las finanzas o la seguridad del usuario. Algunos ejemplos de webs YMYL son aquellas centradas en temáticas como salud, psicología, economía, negocios, leyes, jurisprudencia, ciberseguridad, etc.

En cambio, aquellos temas que, por lo general, no tienen potencialmente un efecto considerable sobre las vidas de los usuarios no requieren necesariamente un tratamiento EAT. La creación de contenidos livianos (entretenimiento, música, gastronomía, curiosidades, cine, etc.) no necesita regirse por directrices EAT.

Ejemplos de contenidos YMYL y No-YMYL

Un doble ejemplo para que lo entiendas mejor. Si, como usuario, estás buscando frases inspiracionales en Google, no vas a fijarte en detalles como la confianza que te genere la web o sus contenidos. Lo único que quieres es encontrar rápido un listado de frases inspiracionales. Se trata de un contenido No-YMYL. Por tanto, en este caso el EAT no es importante.

En cambio, si lo que buscas es conocer cuál es la diferencia entre el dolor de riñones y el dolor de espalda, no te vas a fiar del primer contenido que encuentres. Buscarás una web especializada en salud que aporte información precisa elaborada por profesionales de la medicina.

En dicho supuesto, el EAT es importantísimo para el SEO, ya que Google es capaz de detectar la confianza y la relevancia de los contenidos para los usuarios en función de métricas como la permanencia y el comportamiento en la página.

EAT SEO: cómo ponerlo en práctica y recomendaciones

A continuación proporcionamos un listado de acciones que puedes realizar en tu sitio para mejorar cada uno de los aspectos del EAT: Experiencia, Autoridad y Confianza.

Recomendaciones para mejorar la Experiencia

  1. Contar con redactores especializados en las materias o campos de los que escriben. Puedes contratar redactores freelance especialistas aquí.
  2. Para temáticas ligeras o cotidianas, contar con autores que puedan exponer su perspectiva personal/subjetiva sobre el tema en cuestión.
  3. Para temáticas técnicas o complejas, contar con autores expertos que puedan aportar información rigurosa y contrastable por diversas fuentes.
  4. Disponer de un apartado u opción de consultas para que los usuarios puedan preguntar dudas y responderles de forma personalizada.
  5. Utilizar los recursos visuales y audiovisuales para mostrar un mayor conocimiento sobre el tema.

Recomendaciones para mejorar la Autoridad

  1. Generar un contenido de alta calidad que sea capaz de generar, por sí mismo, enlaces naturales y referencias de otras webs del sector. Para facilitar esta tarea, puedes comprar textos SEO que cumplan con estos requisitos.
  2. Elaborar un contenido rico en ejemplos y recursos visuales atractivos que puedan dar lugar a una mayor difusión en las redes sociales.
  3. Comprar o intercambiar enlaces de calidad en webs especializadas y con buena autoridad.
  4. Llevar a cabo una estrategia de mejora de la reputación online tratando de conseguir reseñas positivas y prevenir crisis reputacionales.
  5. Contar con un servicio de consultoría SEO que te ayude a dar tus primeros pasos en la implantación de EAT.

Recomendaciones para mejorar la Confianza

  1. Especificar quiénes son los autores de los contenidos del sitio web.
  2. Introducir información o enlaces que avalen la trayectoria o capacidad de los autores para escribir sobre los temas.
  3. Utilizar fuentes y referencias de confianza para la creación del contenido.
  4. Indicar las fuentes consultadas para la elaboración del contenido.
  5. Facilitar el contacto mediante teléfono, email, formularios o Whatsapp.
  6. Comunicar los valores, cultura y objetivos de la empresa de forma transparente.
  7. Generar contenidos que sean precisos y respondan de forma satisfactoria a la intención de búsqueda
  8. Recurrir a una agencia SEO que te asesore para la implantación de estrategias EAT en tu web.

Contratar un servicio de EAT SEO

Si prefieres dejar tu estrategia EAT en manos de profesionales, lo mejor es que contratos a una empresa o a un consultor que esté especializado en esta rama del SEO. Si estás interesado, te recomendamos que le eches un vistazo a este artículo sobre cómo contratar SEO.

SEO EAT basado en la experiencia cotidiana

Google también acepta la experiencia cotidiana como medida de EAT en ciertas temáticas. Por ejemplo, ante una consulta como «qué se siente al tener esquizofrenia», alguien con dicho trastorno está en disposición de responder a eso mejor que un psicólogo, por mucha experiencia y conocimiento que tenga el especialista.

Lo mismo sucede con ciertas búsquedas relacionadas con finanzas. Por ejemplo, «mejores bancos para préstamos personales». En este caso, aunque valoremos especialmente las comparativas realizadas por expertos, también estamos abiertos a prestar atención a los testimonios de personas que hayan solicitado préstamos en entidades financieras. Nos interesa comprobar si las personas valoran positiva o negativamente su experiencia.

Es por este motivo que los contenidos basados en reseñas y análisis realizados por los consumidores y usuarios también pueden cumplir con criterios EAT de forma satisfactoria para ciertas áreas y búsquedas de Google.

EAT y SEO: Preguntas frecuentes

¿El EAT es uno de los factores que influyen en el SEO?

Sí, pero no de forma directa. Es decir, no es un factor de posicionamiento como tal. Experiencia, autoridad y confianza son conceptos que los ordenadores y programas no entienden. Sin embargo, existen métricas que Google utiliza como factores de posicionamiento y que, a su vez, son indicadores de EAT.

Dicho de otro modo, hay variables medibles que permiten identificar una web con buen EAT. Y algunos de estos valores sí se tienen en cuenta para determinar la posición de una web en Google. Algunas de estas variables son el número de backlinks que apuntan a una página, la autoridad de los sitios que apuntan a una web o el tiempo de permanencia del usuario en la página.

¿Cómo implementa Google el EAT en su algoritmo?

El proceso se puede explicar de forma sencilla. En primer lugar, los ingenieros de Google preparan ajustes de los algoritmos para mejorar la calidad de los resultados de búsqueda. Sin embargo, esos ajustes también pueden dar lugar a alteraciones que empeoren la calidad de los resultados mostrados. 

¿Y cómo se determina si dichos ajustes son «buenos» o «malos»? Ahí es donde entra la figura de los evaluadores, los cuales se encargan de estudiar y comprar los resultados con y sin el cambio introducido, pero sin saber qué versión es la que contiene el modificación.

Tras el análisis de los evaluadores, Google utiliza los reportes recibidos para determinar si el ajuste provisional ha tenido un impacto positivo o negativo en la calidad de los resultados de búsqueda. Si ha sido positivo, el cambio se implementa.

A través de este método, los ingenieros de Google van afinando cada vez más los algoritmos para que tengan en cuenta aquellas señales que están relacionadas con un mejor EAT.

¿Existe una métrica EAT utilizada por el motor de búsqueda?

No. Es solo un concepto abstracto que permite a los evaluadores estimar qué webs cumplen con una mayor cantidad de criterios relacionados con la experiencia, la autoridad y la confianza. 

Cómo hacer EAT SEO

Es importante entender que aparentar y tener EAT son dos cosas distintas. Es muy difícil, por no decir imposible, aparentar EAT si no lo tienes. Así que ahí van algunos consejos para mejorar tu estrategia EAT:

1. Muestra a los autores del contenido

Lo ideal es que tus autores sean especialistas con buen currículum y trayectoria contrastada en el sector. En cualquier caso, incluso aunque no lo sean, el mero hecho de indicar explícitamente quiénes son los autores es una ya una señal de confianza para el usuario.

Una recomendación extra que puedes seguir en este sentido es crear una página de autores como esta en la que se muestren sus perfiles y se pueda contactar con ellos.

2. Mantén el contenido actualizado

Google valora especialmente el contenido actualizado, sobre todo en el caso de los temas YMYL. Cuando se trata de ofrecer información médica, financiera o legal, es de vital importancia realizar revisiones periódicamente y que la información se ajuste a las últimas novedades y cambios acontecidos.

3. Utiliza fuentes de confianza

A la hora de realizar consultas YMYL, el usuario exige un plus de pulcritud y que la información provenga de fuentes de confianza. Por ello, te recomendamos no solo que utilices fuentes que otorguen crédito a tus contenidos, sino que además las menciones e introduzcas enlaces a aquellas que cuenten con prestigio y credibilidad.

4. Consigue enlaces de calidad

Aunque existe una cierta incertidumbre acerca del peso real exacto que tienen los enlaces sobre el posicionamiento, lo que está claro es que influyen de forma notoria en la transmisión de autoridad entre webs.

Lo importante, en cualquier caso, es que se trate de enlaces de calidad provenientes de sitios con una autoridad considerable. Nuestra recomendación es que para obtener backlinks busques sitios con una autoridad mayor a 10 en el caso de que estés empezando. Si tu proyecto digital tiene ya cierto recorrido y relevancia en internet, deberías buscar sitios cuya autoridad esté por encima de 30.

Además, los enlaces deben estás bien contextualizados. Es decir, debes introducirlos en webs relacionadas con tu sector y, más en concreto, en secciones o contenidos que encajen a la perfección con el contenido de destino.

5. Contrasta la información

Tus artículos deben ser precisos. Esto significa que deben responder de forma escrupulosa y fidedigna a la búsqueda efectuada por el usuario. Esto requiere una gran profesionalidad a la hora de recoger la información, desechar lo superfluo y elaborar un contenido riguroso que profundice y aborde el tema desde el consenso científico o teórico.

6. Logra reseñas positivas

Google le dice a los Evaluadores de Calidad que usen las reseñas en línea como fuente de información de la reputación de negocios, la cual se relaciona con la confianza y la autoridad.

Para las empresas, hay muchas fuentes de información de reputación y reseñas. […] Puedes intentar buscar en sitios específicos para encontrar reseñas.

Mucha gente se obsesiona con este y, a menudo, trata de simplificar demasiado las cosas centrándose en un sitio de revisión en particular: el Better Business Bureau (para empresas en Norteamérica).

Es obvio por qué sucede esto, porque las pautas del evaluador dicen cosas como:

Ten en cuenta que las calificaciones muy bajas en el sitio BBB son evidencia de una reputación negativa.

Sin embargo, la noción de comentarios de BBB como un factor de posicionamiento ha sido más o menos desacreditado.

En su lugar, concéntrate en conseguir más reseñas positivas, en todos los ámbitos, en los sitios que importan, es decir, los sitios que las personas usan y en los que confían en tu industria. Para un restaurante, eso podría ser TripAdvisor, o incluso un blog popular de comida local.

7. Recluta a especialistas

Los expertos abundan en todas las industrias, entonces, ¿por qué no contratarlos para escribir en tu sitio?

Esto es prácticamente un requisito obligatorio si estás cubriendo temas YMYL.

La experiencia formal es importante para los temas de YMYL como el asesoramiento médico, financiero o legal.

Pero la contratación de personas con experiencia formal no es necesaria para los temas que no son YMYL.

En cambio, puedes contratar personas con un historial probado en la industria, o aquellos que ya son conocidos por crear contenido de alta calidad sobre el tema.

La experiencia puede ser menos formal para temas como recetas o humor. Una página experta en cocina puede ser una página en el sitio web de un chef profesional. O puede ser un video de un creador experimentado de contenido que publica videos de cocina de muy alta calidad en YouTube y es uno de los creadores de contenido más conocidos y populares para recetas en su área de especialización.

Si no puedes darte el lujo de contratar personas, siempre puedes entrevistar a un experto o hacer que escriban una publicación de invitado para tu sitio.

8. Muestra tu experiencia

A la mayoría de la gente no le gusta alardear, pero cuando se trata de demostrar E‑A-T a Google, esto es precisamente lo que debes hacer. Si tienes un doctorado, has hablado en reconocidas conferencias de la industria o has ganado prestigiosos premios de la industria, avísale al mundo (y a Google).

Hay dos lugares obvios para hacer esto. El primero es en tu biografía de autor. La segunda es tu página “Acerca de” o “Equipo”:

Recuerda, el objetivo de esto es demostrar tu experiencia, autoridad y confiabilidad a Google. No exageres ni adornes la verdad.

También es posible que desees considerar el uso de schema markup para proporcionar información sobre logros y experiencia de una manera más estructurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *