presupuesto seo

Presupuesto SEO | Cómo calcular el precio de tus servicios: pasos y plantillas gratis

Tema: presupuesto SEO

Autor: Javi Gracia

El SEO es un mundo apasionante a la vez que complejo. De ahí que no sea del todo fácil elaborar un presupuesto SEO, ya que las necesidades y los servicios efectuados dependen enormemente del cliente, su tipo de negocio, su situación actual, etc.

En este artículo intentamos arrojar algo de luz para que aquellos que están empezando a ofrecer servicios SEO aprendan a crear un presupuesto SEO desde cero. También regalamos una plantilla descargable para presupuesto de SEO global.

Qué es un presupuesto SEO

Un presupuesto SEO es un documento en el que se cuantifica el precio de una serie de servicios SEO en base a las necesidades comunicadas por un posible cliente.

Este documento se le remite a la persona o la empresa interesada en SEO para que pueda valorar la propuesta y consultar el gasto que le supondría la contratación de los servicios.

Los presupuestos SEO suelen ser bastante detallados porque a menudo se trata de propuestas complejas que incluyen una gran variedad de actuaciones y procesos, por lo que hay que desglosar los servicios y especificar el precio de cada concepto.

Qué apartados incluye un presupuesto SEO

Los presupuestos de SEO deben desglosar el coste de los distintos servicios que se ofrecen. Los principales suelen ser estos:

Auditoría SEO del sitio web

El análisis del estado de la web (si la hay) a nivel SEO. Se estudia el posicionamiento actual, la salud de la web a nivel técnico, la calidad del contenido, la competencia, etc. La auditoría SEO solo se realiza una vez y suele asignársele un precio fijo en el presupuesto SEO.

Elaboración de la estrategia SEO

En base a la auditoría y tomando los objetivos que tiene el cliente e nivel de negocio se elabora la estrategia SEO, un documento que tiene como objetivo determinar cómo se va a posicionar el negocio y diseñar y planificar las acciones que se ejecutarán para ello.

Al igual que la auditoría, suele tener un precio fijo. Sin embargo, cada cierto tiempo se tiene que elaborar un nuevo plan estratégico, ya que los objetivos cambian con el tiempo y los planes estratégicos suelen cubrir periodos de 3 a 6 meses o hasta 1 año en ciertos casos.

Ejecución de acciones SEO on page

Son las tareas que se realizar sobre la propia web para mejorar el posicionamiento SEO de forma interna.

Optimización técnica del sitio web

Es el conjunto de ajustes que se realizan en el código de la web para que esta funcione de la mejor manera posible. Incluye aspectos como la gestión de los recursos por parte del servidor, la optimización de archivos, la reducción del peso de la páginas, el construcción de la arquitectura web, etc.

Las agencias suelen cobrar este servicio por horas, aunque normalmente se realiza una estimación inicial del total de horas que se necesitarán para poder fijar un precio en el presupuesto SEO. Dicha estimación suele determinarse a través de la auditoría.

Redacción de contenidos SEO

Es la producción de los contenidos de texto que van a nutrir las diferentes páginas y posts de la web. Es una de las partes más importantes porque Google considera la calidad del contenido como el principal factor de posicionamiento.

Hay que distinguir entre las páginas y los posts, ya que las necesidades de cada una influyen normalmente en el precio.

Por un lado, la redacción y optimización para SEO de las páginas comerciales, corporativas o de producto suele presupuestarse en función de la cantidad que se necesite y las características del contenido. No es lo mismo una página larga con abundante texto (como una home o una landing page), que una página de producto dentro de una tienda online.

En este caso, se suele ofrecer un precio cerrado para la creación del contenido de las 5/10 páginas básicas que conformarán la web y luego el importe se va extendiendo en función de las páginas extra que se vayan a crear y sus características.

Por lo que respecta al blog, son tres las formas más habituales de cobrar este servicio:

  • Precio por post. Se asigna un precio al post unitario y, en función del número de posts mensuales que requiera el proyecto, se calcula el precio.
  • Precio por palabra. Algunos prefieren utilizar este sistema para cobrar en función de la extensión de los contenidos.
  • Paquetes de posts. También se pueden ofrecer tarifas por lotes de artículos. Normalmente, en este caso, cuanto más grande es el lote contratado, más económico sale el post individual.

Diseño y maquetación de contenidos

Es la implementación visual de los contenidos a través del diseño web. Esto incluye, además de la construcción de los bloques de forma estructurada y lógica, el uso adecuado de las tipografías y colores y la inserción de los materiales de apoyo gráfico y/o audiovisual que sean necesarios para completar y terminar de darle sentido al contenido.

Optimización del enlazado interno

Se trata de la inserción de enlaces internos entre los contenidos para crear flujos de usuario con sentido que favorezcan la retención del mismo en la web e incrementar las posibilidades de que compre. Esto también es esencial para traspasar autoridad de unas páginas a otras y mejorar y acelerar el posicionamiento de los contenidos, tanto antiguos como nuevos.

Desarrollo web

Se refiere a la programación de las funcionalidades, automatizaciones o integraciones de herramientas en aquellas páginas que tengan necesidades más complejas. Para ello se pueden utilizar diversos lenguajes de programación en función del tipo de proyecto del que se trate.

Mejora y mantenimiento del sitio web

Es la revisión periódica y sostenida en el tiempo de todas las tareas anteriores para tratar de optimizar al máximo la experiencia de usuario y reparar errores o desajustes que puedan ocasionarse a lo largo del tiempo.

Ejecución de acciones SEO off page

Son todas aquellas acciones que se efectúan a nivel externo para mejorar el posicionamiento web. Principalmente existen dos vías para ello: la consecución de enlaces externos de calidad periódicos, blogs…) y la difusión de los contenidos en las redes sociales y agregadores de noticias. También podemos incluir en este apartado la creación y lanzamiento de las campañas de newsletter, las cuales pueden aumentar el tráfico considerablemente.

Normalmente, el SEO off page se presupuesta en función del número de enlaces que se pretenda conseguir, así como de su tipología. Lo más habitual es hacer un estudio de necesidades de linkbuilding (en la auditoría SEO) y calcular el precio mensual de las acciones teniendo en cuenta el trabajo que supone.

Medición de resultados e informes

Consta principalmente de tres apartados: seguimiento de palabras clave analítica web y reporte de resultados. Normalmente, en el presupuesto SEO se suele determinar un precio fijo mensual que incluye los tres servicios. 

Seguimiento de keywords

Se trata de la revisión periódica de la posición de nuestros contenidos para las búsquedas o keywords objetivo. Se realiza a través de herramientas como Search Console o Semrush y es esencial para comprobar si las acciones SEO están teniendo el efecto esperado.

Analítica web

Es el estudio y monitorización de los datos de la web importantes para el SEO, como por ejemplo la evolución del tráfico, los nuevos usuarios, las páginas indexadas, la tasa de rebote, el tiempo de permanencia en las páginas, el número de visitas a cada página o las conversiones generadas, entre otras muchas variables. 

Reporte de resultados

Son los informes que se elaboran para dar fe al cliente de los resultados obtenidos, así como el análisis de los mismos, la determinación de las causas de los fenómenos observados y las conclusiones sobre cambios o mejoras que hay que realizar. Los reportes se suelen elaborar y enviar cada dos semanas o cada mes. 

Pasos previos a la realización del presupuesto SEO

Si es tu primera vez, necesitarás realizar una serie de pasos previos a la elaboración del presupuesto en sí, ya que antes debes cuantificar el precio de tu trabajo. Los pasos son:

1. Calcular el tiempo que empleas en llevar a cabo cada servicio SEO

Debes ser capaz de determinar de forma aproximada cuánto tardas en realizar cada una de las tareas o fases de tus servicios de SEO. Entre otras cosas, deberás estimar, en horas, cuánto tardas en realizar una auditoría SEO o en diseñar un plan estratégico SEO. También debes tener controlado el tiempo que te supone redactar un post de blog optimizado para SEO o crear una landing page optimizada para SEO.

2. Calcular el coste económico que te supone cada servicio SEO

No basta con evaluar el coste de tus servicios en términos de tiempo empleado. Llevar a cabo los servicios también lleva aparejados unos gastos de dinero. Algunos son:

  • Las herramientas de pago que utilizas.
  • El coste laboral de mantener a los trabajadores en caso de que los tengas.
  • El coste de los servicios que subcontrates a otras empresas o freelancers.
  • La inversión en Ads, publicidad, etc.
  • Los costes de administración, gestoría, etc.

Aunque no puedes adjudicar todos estos gastos a un solo cliente, sí que debes tener en cuenta, proporcionalmente, qué cantidad de esos gastos debes imputarle a cada cliente. Esto es esencial para poder ser rentable, ya que si no consideras los gastos, tu margen de beneficio será muy bajo o incluso puede llegar a ser inexistente.

3. Estudiar los precios de la competencia

Aquí viene un punto clave. Y es que no solo se trata de ganar dinero con tu trabajo, sino de conseguir el máximo beneficio aprovechando tu situación respecto a la competencia.

Te toca, por tanto, realizar un estudio de la competencia a nivel servicios y tarifas. Y para eso no te queda otra que ponerte en contacto con ellos y fingir que estás interesado en contratarlos. De este modo podrás consultarles qué servicios SEO ofrecen, cómo trabajan y solicitar presupuestos. 

Para llevar un registro de los competidores puedes crear un documento de Excel para ir anotando toda la información que logres averiguar. Cuanto más desglosadas y detalladas te den las tarifas mejor. Esto te servirá de termómetro para medir los precios que se cobran por cada uno de los conceptos que integran el SEO.

Una vez hayas recogido datos de una muestra considerable de competidores (entre 10 y 20), ya puedes calcular la media de lo que cobran e ir pensando lo que cobrarás tú. Si eres poco conocido en el sector, lo más aconsejable es que comiences fijando unos precios inferiores a los de tu competencia directa. Esto te proporcionará una ventaja competitiva. Para ello deberás identificar quiénes son esos competidores directos.

Por ejemplo, si eres un consultor SEO independiente, no puedes fijarte en los precios de las agencias o las empresas grandes de SEO. Tendrás que tomar como referencia a otros consultores que trabajen por su cuenta. En cambio, si cuentas con un equipo, deberás estudiar los precios de las agencias o empresas que tengan un tamaño similar al tuyo.

Si ya tienes un cierto renombre, trayectoria o prestigio en el mundo del SEO, puedes probar a ofrecer precios similares a los de tus competidores. Y si consigues una propuesta de valor diferenciada que realmente destaque, lo ideal es poder incrementar el precio tratando siempre de aumentar la rentabilidad.

En este sentido, es crucial que te enfoques hacia un tipo de clientes en concreto. Tus medios y recursos, tu experiencia y el tamaño de tu equipo marcarán tanto el volumen de clientes que puedes aceptar como el tamaño de los clientes a los que deberías dirigirte (pequeñas empresas, grandes empresas, startups, autónomos, etc.).

En el SEO hay clientes muy rentables y clientes poco rentables. Cuando estés bien posicionado en el sector, llegará un momento en el que deberás discriminar y escoger aquellos proyectos que te proporcionen el mayor beneficio, aunque eso signifique renunciar a otros clientes más pequeños. A veces vale más un solo cliente que proporcione grandes ingresos que muchos clientes pequeños.

4. Elegir la forma de cobro de cada servicio SEO

Es importante que decidas cómo vas a presupuestar tus servicios. Hay tareas que es preferible cobrar por horas, ya que no se puede saber con antelación el tiempo que requerirán. Esta forma de cobro es recomendable, por ejemplo, para la realización de cambios en la programación de la web, para la reparación de errores técnicos o para el mantenimiento de la web en general a nivel SEO.

Por otro lado, existen ciertas fases y acciones cuyo precio puedes estandarizar. Es decir, cobrarlas a un precio cerrado, ya que el tiempo final empleado suele ajustarse a lo previsto. Es el caso de las auditorías SEO, la planificación estratégica, la redacción y publicación de artículos, etc.

5. Establecer un rango de precios para cada servicio SEO

Aunque se requiere un análisis del proyecto para poder realizar un presupuesto SEO en condiciones, establecer un rango de precios estándar te servirá para poder indicarle una cifra aproximada a las personas o empresas que contacten contigo antes de haber podido analizar su web o su negocio. De esta manera podrán hacerse una idea orientativa de tus tarifas. 

Es recomendable que la primera vez que hables con un posible cliente tires por lo alto y hagas referencia a la cifra más alta del rango. Esto te dará un margen para poder negociar, ya que la mayoría de los clientes de SEO suelen regatear.

Proceso de elaboración del presupuesto SEO

1. Estudiar las necesidades SEO del proyecto de tu cliente y su dimensión

Para elaborar un presupuesto SEO de forma efectiva y rigurosa es necesario determinar cuáles son las necesidades reales del cliente, tanto cualitativamente como cuantitativamente.

Para ello es necesario que puedas tener una llamada o una reunión con ello para que te expliquen en qué momento se encuentra el negocio o el proyecto, si está en una etapa todavía larvaria o si por el contrario ya tiene cierto recorrido. También deberás analizar si el cliente ya ha hecho SEO anteriormente o si parte de cero.

Otro de los puntos que debes averiguar en esta conversación es cuál es el buyer persona de tu cliente (su comprador tipo) y qué canales se han utilizado hasta el momento para captar clientes, si han funcionado o no, etc.

Por otro lado, en esta reunión o llamada se suele aprovechar para preguntarle al cliente quiénes son sus principales competidores, ya que en función de quiénes sean y su nivel de popularidad y posicionamiento, se deberá optar por una estrategia u otra.

Es muy recomendable también que el cliente te diga cuál es el presupuesto mensual que puede destinar al SEO. Basta con que te dé una horquilla para que te puedas hacer una idea aproximada y, en función de ello, preparar una propuesta ajustada a esa inversión.

Y sobre todo, en este primer contacto es fundamental que el cliente te indique cuáles son los objetivos que persigue tanto a corto como a medio y largo plazo. Estos objetivos pueden consistir en alcanzar un determinado resultado en cuanto a captación de clientes, facturación, rentabilidad, visibilidad, tráfico web o cualquier otro aspecto medible. 

2. Elaborar una propuesta de las acciones SEO que se llevarán a cabo 

En base a las necesidades detectadas, el estado de la web (si la hay) y los objetivos previstos, se diseña una propuesta a medida que recoja las distintas acciones que hay que poner en marcha. Normalmente, el SEO suele incluir cuatro fases diferenciadas:

Auditoría SEO

Si la empresa o cliente ya tiene una web, se inspecciona la web, su rendimiento, su posicionamiento, la calidad de los contenidos, su arquitectura, etc. para identificar los problemas y errores existentes y las oportunidades de mejora. A continuación se emite un informe extenso y detallado con los resultados del análisis y las conclusiones obtenidas.

Esta fase suele tener un precio fijo base, ya que los aspectos que se auditan suelen ser siempre los mismos. El precio, no obstante, puede ser mayor en función del tamaño y la complejidad de la web que se analiza.

Las auditorías SEO deben examinar, al menos, los siguientes puntos:

  • Arquitectura web
  • Indexabilidad de las páginas
  • Accesibilidad
  • Redirecciones
  • Palabras clave
  • Títulos y metadescripciones
  • URLs
  • Imágenes
  • WPO
    Enlazado interno
  • Enlazado externo
  • Estudio de la competencia

Estrategia SEO

La estrategia SEO es la fase en la que se da forma al proyecto y se establecen las principales directrices. En primer lugar, se definen los objetivos que se pretende alcanzar a nivel SEO y las métricas que se utilizarán para evaluar el éxito de las acciones.

A continuación, se planifican el tipo de acciones que se llevarán a cabo. Normalmente, los planes SEO son trimestrales, semestrales o anuales, aunque también existen agencias y profesionales del SEO que prefieren trabajar con planes mensuales. La idoneidad de trabajar más a medio o a largo plazo depende de factores como la metodología empleada, el sector del negocio o las características del proyecto.

Diseño web SEO

Es la parte del SEO que se encarga de diseñar o rediseñar las páginas de la web para que sean usables y cumplan con los principales requisitos SEO a ojos de Google. Esto incluye:

  • Una correcta utilización de las tipografías, tamaños y grosores de las fuentes y remarcado visual de los títulos o encabezados, etc.
  • El diseño visual de la estructura de forma que se establezcan claramente cuáles son las partes o secciones tanto de las páginas individuales como de la web en general.
  • La correcta visualización del contenido en todos los tipos de dispositivos (diseño web responsive).
  • Una buena interactividad del usuario con la web a través de botones, formularios y otros elementos que faciliten o hagan más completa la experiencia.
  • El empleo de imágenes, iconografía y vídeos que mejoren la experiencia del usuario.

Optimización técnica

Son las optimizaciones que afectan, normalmente, a aspectos no visibles de la web, pero que tienen un gran peso tanto en la experiencia del usuario como en el posicionamiento en Google. Incluye los siguientes puntos:

  • Optimización de la arquitectura web (relación jerárquica entre categorías y subcategorías).
  • Optimización de la estructura del menú principal y el footer.
  • Potenciación del enlazado entre los contenidos de la web.
  • El etiquetado de las imágenes.
  • Indexabilidad de las páginas en Google.
  • Redirecciones y URLs.
  • Optimización de los títulos y metadescripciones.
  • Optimización del archivo robots.txt y el sitemap
  • Optimización del rendimiento web (conocido como Web Performance Optimization o sus siglas en inglés: WPO)

WPO

A veces, la optimización WPO se presupuesta aparte por tratarse de una especialización dentro del SEO. Como hemos dicho, son todas aquellas modificaciones y programaciones cuya finalidad es reducir la velocidad de carga de la web.

Creación de contenidos SEO

Es la parte más fácil de explicar, pero no por ello la más fácil, ya que implica una serie de habilidades como la creatividad, capacidad de síntesis, uso de un lenguaje adaptado al usuario, utilización de las palabras clave apropiadas, etc.

Pese a ser lo último en empezarse (las fases anteriores son fundamentales para que la creación de contenidos se realice adecuadamente), es probablemente el apartado importante, ya que a día de hoy lo que más valora Google para posicionar es que el contenido sea de calidad.

Este apartado suele tener un presupuesto variable en función del número de contenidos que se vayan a crear al mes, su extensión, complejidad, etc.

3. Cuantificar en tiempo cada servicio o tarea

Una vez uno se los servicios o acciones que vayas a desarrollar, deberás pronosticar cuánto tiempo te vs a consumir en cada uno de ellos. A modo totalmente orientativo, estos son los servicios SEO más comunes y su duración:

  • Auditoría SEO: entre 15 y 25 horas.
  • Elaboración de estrategia SEO: entre 15 y 25 horas.
  • Creación de post: 3/4 horas
  • Creación de landing page: 7/8 horas
  • Optimización técnica del sitio web: entre 20 y 30 horas
  • Optimización WPO del sitio web: entre 15 y 25 horas
  • Rediseño de una página: 5/6 horas
  • Reoptimización SEO de una página o post: 2/3 horas

4. Asignar precio a cada una de las tareas o servicios SEO

El siguiente paso es calcular el precio de cada servicio en función de las horas que vas a emplear en cada uno y el valor que le hayas adjudicado a la hora trabajada.

Como hemos anticipado, hay servicios, como la auditoría SEO, cuyo precio suele ser fijo. Esto se debe a que, siguiendo siempre el mismo proceso y estructura, el tiempo empleado en realizar una auditoría no suele variar mucho. 

Lo mismo sucede con la escritura de contenidos SEO. En este caso, los profesionales o empresas de SEO suelen cobrar por post de X palabras, ya que tienen calculado cuánto tardan en crear uno. Otros proveedores prefieren cobrar por palabras o cobrar por lotes de artículos, lo cual les permite ofrecer descuentos.

Por otro lado, hay otro tipo de servicios SEO cuya duración no se puede estimar con suficiente precisión. Es el caso del diseño y desarrollo web, la reparación de errores de la web o la optimización WPO. En este caso, lo más habitual es cobrar por horas.

Sin embargo, también se puede realizar un estudio personalizado de necesidades y cobrar un precio final por un conjunto de acciones. Por ejemplo: 2.000€ por la creación de 5 landing pages + rediseño y optimización de 10 páginas existentes de la web + optimización WPO del sitio web.

Ten en cuenta que una vez le hayas puesto precio a cada uno de los servicios, es posible que el resultado sobrepase el presupuesto que tu cliente tiene. En dicho caso deberás reajustar y priorizar servicios para reducir el precio. Una forma de hacerlo es espaciar ciertas acciones en el tiempo para que el precio mensual no sea tan elevado.

4. Aplicar descuentos si procede

Una de las formas de captar al cliente a través de la realización del presupuesto es aplicar ciertos descuentos que hagan más atractiva la propuesta desde el punto de vista económico. Normalmente, los descuentos suelen efectuarse cuando el cliente adquiere un paquete SEO completo, mientras que en los servicios puntuales de SEO no suelen realizarse descuentos.

No obstante, eres completamente libre de aplicar los descuentos que creas oportunos. Eso sí, asegúrate de que, más allá de ayudarte a captar el cliente, no te supongan un menoscabo económico que implique precariedad o una desvalorización de tu trabajo. Los descuentos deben ser solo un aliciente extra para que el cliente te elija contratarte a ti.

5. Maquetar el presupuesto SEO

Por último, solo queda diseñar un documento para tu presupuesto SEO que sea visualmente atractivo, pero sobre todo claro y bien estructurado. No hace falta que uses programas especializados de diseño. Puedes maquetar perfectamente tu presupuesto con el Word o el Google Docs.

Tarifas orientativas para un presupuesto SEO

En diferenciaentre.es hemos investigado el mercado de las agencias y especialistas en SEO y hemos elaborado una tabla con las tarifas medias de cada servicio. Obviamente es solo una estimación, pues como hemos visto, el precio depende de muchos factores.

presupuesto posicionamiento seo

Ejemplos de presupuestos SEO

Para facilitarte la tarea de elaborar un presupuesto SEO desde cero, te dejamos por aquí un ejemplo descargable de presupuesto SEO que hemos realizado nosotros:

Plantillas gratis para presupuestos SEO

A continuación te regalamos varias plantillas que puedes utilizar para tus presupuestos SEO. Pero ten en cuenta que probablemente tendrás que modificarlas para que se adapten a tus servicios concretos.

Próximamente subiremos más plantillas para que puedas elegir diferentes modelos de presupuestos SEO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.