Alimentación para perros: Pienso seco, comida natural… ¿Qué es mejor?

tipos de comida para perros

Tema: alimentación perros, comida para perros, dieta canina

Autor: Javi Gracia

La alimentación de nuestros amigos caninos es un tema crucial para garantizar su salud y bienestar. En la actualidad, los dueños de perros se enfrentan a la decisión de elegir entre el tradicional pienso comercial y una dieta más natural y casera. Ambas opciones tienen sus pros y contras, y es esencial comprender las necesidades específicas de cada perro para tomar la mejor decisión.

En este artículo comentamos los factores y aspectos clave que afectan a la alimentación canina y los distintos tipos de comida o alimentación para perros disponibles en el mercado para que puedas escoger la mejor alternativa para tu mascota.

Alimentación canina: ¿Qué necesita comer un perro?

Antes de abordar las opciones de alimentación, es crucial entender las necesidades nutricionales de los perros. Estos animales son carnívoros facultativos, lo que significa que pueden obtener nutrientes tanto de fuentes animales como vegetales. Sin embargo, sus requerimientos específicos incluyen proteínas de alta calidad, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales en proporciones adecuadas.

La importancia de la dieta canina para una salud adecuada del perro

Una dieta equilibrada y adecuada es esencial para garantizar la salud y longevidad de nuestros compañeros peludos. La alimentación influye en el peso, la piel, el pelaje, la energía y la función general de los órganos. Una dieta deficiente puede conducir a problemas de salud a largo plazo, como obesidad, enfermedades cardíacas y problemas digestivos.

Factores que influyen en la alimentación de los perros

Varios factores influyen en las necesidades dietéticas de un perro. Estos incluyen la edad, raza, condiciones de salud y el estilo de vida y actividad física del perro.

Edad

Los requisitos nutricionales de un cachorro difieren significativamente de los de un perro adulto o senior. Los cachorros necesitan más proteínas y calorías para respaldar su rápido crecimiento, mientras que los perros mayores pueden necesitar dietas específicas para abordar problemas de salud asociados con la vejez.

Raza

Las razas grandes, pequeñas y medianas pueden tener necesidades nutricionales particulares. Además, algunas razas son propensas a problemas articulares, mientras que otras pueden ser más sensibles a problemas digestivos.

Condiciones de salud del perro

Las condiciones de salud específicas, como alergias alimentarias, sensibilidades digestivas o enfermedades crónicas, también deben tenerse en cuenta al elegir la dieta adecuada para un perro.

Estilo de vida y actividad física del perro

Los niveles de actividad y el estilo de vida del perro juegan un papel crucial. Los perros activos y atléticos requieren más calorías y proteínas para mantenerse en forma y saludables. En cambio, los perros que no realizan mucho ejercicio o que tienen una vida más pausada y sendentaria necesitan raciones reducidas para no sobrealimentarles.

Tipos de alimentación canina

Existen varias opciones de alimentación para perros, cada una con sus propias características y beneficios. Los tipos más comunes son la comida natural (BARF), el pienso o comida seca, la comida húmeda y la comida casera.

Comida natural (BARF)

La dieta BARF (Biologically Appropriate Raw Food) se basa en proporcionar alimentos crudos y frescos, como carne, huesos, vísceras y vegetales. Defensores de esta dieta argumentan que se asemeja más a la dieta ancestral de los lobos, antepasados ​​de los perros domésticos.

No hay que confundir la dieta natural BARF con alimentar a nuestro perro de los restos de nuestra comida. Para optar por este tipo de alimentación son necesarios unos conocimientos básicos sobre nutrición canina.

Entre otras cosas hay que conocer qué porcentaje de proteína, carbohidrato o grasa darle a nuestro perro, los tiempos de congelación de la carne y el pescado o la diferencia entre hueso carnoso (50% carne, 50% hueso) y hueso recreativo (hueso casi sin carne). Además, es esencial que la transición de otro tipo de dieta a una dieta BARF se realice de forma gradual y controlada.

Pienso o comida seca

El pienso es la opción más común y conveniente para muchos dueños de perros. Se presenta en forma de croquetas secas y está formulado para cumplir con los requisitos nutricionales de los perros. Es fácil de almacenar, económico y tiene una larga vida útil.

Sin embargo, hay algunas cosas a tener en cuenta a la hora de alimentar a un perro con pienso. Lo ideal es que el pienso tenga una composición apropiada en la que la carne o pescado sea el principal constituyente. Además, se aconseja darle pienso de pescado a los perros más reposados o tranquilos, mientras que los piensos basados en carne roja son más adecuados para perros activos y enérgicos.

Comida húmeda

La comida húmeda generalmente viene enlatada y contiene una mayor proporción de agua. Puede ser una opción atractiva para perros que necesitan una mejor digestion o más hidratación en su dieta, como por ejemplo en un proceso post-operatorio o cuando tienen gastroenteritis.

La comida húmeda suele tener unos valores nutricionales similares a los del pienso seco, pero aporta mayor palatabilidad y facilidad de digestión. Sin embargo, puede ser menos saciante al no contener maiz y otros alimentos que tienen este efecto y también puede derivar en problemas de sarro, por lo que es importante revisar y mantener una buena higiene bucal del perro.

Comida deshidratada

La comida deshidratada para perros consiste en una mezcla de productos frescos como carne, pescado, frutas, verduras y cereales. Estos se trocean y de deshidratan. A la hora de servíselos a nuestros perro, basta con abrir el envase, ponérselo en el bol y mezclarlo cno un poco de agua.

Comida casera

Preparar la comida en casa permite a los dueños de perros tener un control total sobre los ingredientes. Sin embargo, es crucial asegurarse de que la dieta sea equilibrada y cumpla con todas las necesidades nutricionales del perro.

¿Qué opción es mejor para alimentar a mi perro?

No hay una respuesta única a esta pregunta, ya que la elección depende de varios factores. La dieta ideal para un perro debe adaptarse a sus necesidades individuales, teniendo en cuenta su edad, raza, condiciones de salud y estilo de vida. Es recomendable consultar con el veterinario o con un nutricionista canino para determinar la mejor opción para un perro específico.

No obstante, cada vez existen más defensores de la dieta natural para perros, consistente en elaborar recetas y preparaciones caseras que contengan ingredientes de calidad en las proporciones adecuadas.

¿Por qué optar por la alimentación natural casera para perros? Ventajas y opciones

Optar por una dieta natural casera para perros, como la dieta BARF, tiene varias ventajas. Proporciona ingredientes frescos y sin procesar, evitando aditivos y conservantes comunes en algunos piensos comerciales. Además, algunos dueños de perros informan mejoras en la salud de sus mascotas, como pelajes más brillantes y digestiones más saludables.

En cuanto a opciones específicas, empresas como Dogfy Diet han ganado popularidad al ofrecer planes de alimentación personalizados para perros. Estos planes se adaptan a las necesidades específicas de cada perro, proporcionando una dieta equilibrada y natural.

En conclusión, la alimentación de los perros es una parte fundamental de su cuidado. La elección entre pienso y comida natural dependerá de las preferencias del dueño, su presupuesto, su tiempo, las necesidades del perro y las recomendaciones del veterinario. Independientemente de la elección, es esencial proporcionar una dieta equilibrada y de alta calidad para asegurar una vida saludable y feliz para nuestros fieles compañeros.

¿Todavía no conoces Dogfy Diet?

Si estás buscando una solución para alimentar a tu perro de forma saludable, sencilla y económica, te recomedamos que le eches un ojo a Dogfy Diet: (https://dogfydiet.com). Es una empresa que elabora paquetes personalizados de comida casera para perros basada en recetas saludables elaboradas por nutricionistas caninos. 

De este modo, especificando las características de tu perro (edad, tamaño, energía, etc.), desde Dogfy Diet confeccionan un plan dietético y te envían a domicilio el pedido con las raciones que necesites. Todos los platos están hechos con ingredientes naturales cocinados a baja temperatura, sin conservantes ni cereales.

Con este servicio de suscripción a la carta, la alimentación del perro se vuelve más sana y fácil. Además, puedes cambiar en culaquier momento las fechas de entrega de los paquetes, pausar la suscripción, cancelarla o reanudarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *