Skinner vs. Chomsky: Polémica sobre la conducta verbal y el lenguaje

skinner vs chomsky polemica

Tema: Skinner vs. Chomsky, polémica de Skinner y Chomsky

Autor: Lidia Rondoni

¿Son las capacidades lingüísticas el resultado del aprendizaje y el ambiente o son genéticas e innatas? La respuesta a esta cuestión suscitó uno de los debates más fructíferos de la psicolingüística, dando lugar a dos principales posturas: la conductista de Skinner y la innatista de Chomsky.

La posición conductista de Skinner

La posición conductista de Skinner mantiene que las capacidades lingüísticas se aprenden al igual que cualquier otra conducta: mediante la experiencia y la interacción con el medio, el refuerzo conductual y el castigo.

Así, los niños aprenden paulatinamente las habilidades del lenguaje que refuerza a la gente que les rodea. Cuando los niños imitan el habla de los adultos reciben un refuerzo claro con las muestras de alegría y cariño de los padres y, posteriormente, con la consecución de lo que quieren expresar con sus palabras.

La posición innatista de Chomsky

La posición innatista de Noam Chomsky afirma que la teoría conductista del aprendizaje lingüístico no puede explicar de forma mínimamente satisfactoria la capacidad prodigiosa de formar nuevas oraciones, de forma claramente ilimitada.

Según Chomsky el lenguaje se desarrolla en gran medida porque determinadas reglas innatas, que determinan la obtención e interpretación del lenguaje, aparecen naturalmente cuando el niño se desarrolla física y psíquicamente.

Chomsky cree que la especie humana está equipada de forma innata con ciertos principios lingüísticos básicos (LAD –Lenguage Adquisition Device-), una capacidad innata de adquisición del lenguaje), de forma que estos principios generados de forma natural e innata por los humanos aplican a una semántica determinada que debe aprenderse ya las reglas sintácticas concretas de la lengua aprendida.

Para Chomsky existe una gramática universal innata, un sistema de reglas similares compartidas por todos los lenguajes del mundo (unos 6.000), cada uno con sus gramáticas particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *