Diferencia entre horas ordinarias y extraordinarias: Obligatoriedad y remuneración

diferencia entre horas ordinarias y extraordinarias

Tema: diferencia entre horas ordinarias y extraordinarias

Autor: Javi Gracia

En el ámbito laboral español, es fundamental comprender las diferencias entre las horas ordinarias y las horas extraordinarias. Estas distinciones no solo afectan la jornada laboral de los trabajadores, sino también sus derechos y obligaciones, así como las responsabilidades de los empleadores. En este artículo, exploraremos detalladamente qué significan ambos tipos de horas, lo que establece el Estatuto de los Trabajadores al respecto, y cómo afectan a los empleados y empleadores en España.

¿Qué dice el Estatuto de los Trabajadores?

El Estatuto de los Trabajadores es la normativa fundamental que regula las relaciones laborales en España. En su articulado, aborda diversas cuestiones relacionadas con la jornada laboral, incluyendo las horas ordinarias y extraordinarias. Este marco legal establece los límites y condiciones en los que los trabajadores pueden realizar horas adicionales más allá de su jornada ordinaria.

¿Qué son las horas ordinarias?

Las horas ordinarias se refieren al tiempo de trabajo que está estipulado en el contrato laboral del empleado como parte de su jornada habitual. Estas horas suelen estar determinadas por la negociación entre el empleador y el trabajador, y pueden variar según el tipo de contrato, la actividad laboral y otros factores específicos de cada caso.

¿Qué son las horas extraordinarias?

Las horas extraordinarias, por otro lado, son aquellas que se realizan fuera de la jornada ordinaria establecida en el contrato de trabajo. Se consideran extraordinarias porque exceden el tiempo pactado como horario habitual y, por lo tanto, no están incluidas en las obligaciones laborales normales del empleado.

¿Me pueden obligar a hacer horas extraordinarias?

El Estatuto de los Trabajadores establece que los empleadores no pueden obligar a sus empleados a realizar horas extraordinarias, a menos que exista una causa justificada y se cumplan ciertos requisitos legales. Estas causas pueden incluir situaciones de fuerza mayor, como emergencias o situaciones imprevistas que requieran una respuesta inmediata por parte del trabajador.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que, aunque no se pueda obligar a hacer horas extraordinarias, el empleado puede acordar realizarlas voluntariamente, siempre y cuando se respeten los límites legales establecidos en cuanto a la cantidad de horas extras permitidas.

Tipos de horas extraordinarias

Existen diferentes tipos de horas extraordinarias, que pueden clasificarse según su naturaleza y el momento en que se realizan. Algunas de las categorías más comunes incluyen:

Horas extraordinarias comunes

Son las horas extraordinarias que el trabajador realiza para atender necesidades excepcionales o no previstas en la actividad de la empresa. Normalmente son voluntarias, excepto cuando el convenio colectivo o el contrato de trabajo especifica su obligatoriedad.

Cuando son obligatorias, en todo caso, siempre deben ajustarse a los límites legales establecidos, ya que el número de horas extraordinarias comunes o habituales no puede exceder las 80 horas extras al año). Además, los menores de 18 años y los trabajadores nocturnos no pueden realizar este tipo de horas extraordinarias. 

Horas extras voluntarias

Son aquellas que la empresa propone al trabajador, en casos puntuales, y este puede aceptar o no. El empresario no puede obligar al trabajador a trabajar estas horas extraordinarias y, por tanto, no puede sancionarlo en caso de negarse.

Horas extras obligatorias

Las propone la empresa, pero el trabajador está obligado a realizarlas (por convenio o contrato), siempre que no superen las 80 horas extraordinarias al año. El trabajador que se niegue a realizarlas puede ser sancionado por la empresa.

Horas extraordinarias por fuerza mayor

Se refieren a aquellas que se realizan debido a circunstancias imprevistas o situaciones de emergencia, como accidentes, siniestros, catástrofes naturales y otros daños extraordinarios o urgentes.

Son obligatorias y no se computan en el recuento de horas extraordinarias, cuyo límite es de 80 horas al año, ni en la jornada laboral, aunque sí pueden ser retribuidas opcionalmente.

Tipos de horas extras según el tipo de urgencia

Aunque no es una distinción sustentada en la legislación, podemos diferenciar también entre horas extraordinarias estructurales o imprevistas.

Horas extraordinarias estructurales

Son aquellas que están programadas de antemano y forman parte de la organización regular del trabajo, como el trabajo nocturno o en días festivos.

Horas extraordinarias imprevistas

Ocurren cuando el empleador necesita que el trabajador realice horas extras para cumplir con compromisos laborales urgentes o para cubrir una demanda inesperada de trabajo.

Remuneración de las horas extraordinarias

Según lo establecido por la ley española, las horas extraordinarias deben ser remuneradas de manera especial, con un recargo sobre el salario ordinario del trabajador. Este recargo puede variar dependiendo del tipo de hora extra y de si se realizan en días laborables, festivos o en horario nocturno. En general, el recargo suele ser del 25% al 75% sobre el valor de la hora ordinaria.

Cotización de las horas extraordinarias

Además de la remuneración especial, las horas extraordinarias también están sujetas a cotización a la Seguridad Social. Esto significa que tanto el empleador como el empleado deben contribuir con las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social por el tiempo trabajado en horas extras. Estas cotizaciones tienen como objetivo garantizar los derechos del trabajador en cuanto a prestaciones sociales y pensiones.

Diferencias entre las horas ordinarias y extraordinarias

Las diferencias entre las horas ordinarias y extraordinarias son significativas y afectan tanto a los empleados como a los empleadores. Algunas de las principales diferencias incluyen:

  • Obligatoriedad: Mientras que las horas ordinarias son parte del horario habitual de trabajo y deben ser cumplidas por el empleado según lo acordado en el contrato laboral, las horas extraordinarias, salvo casos excepcionales, suelen ser opcionales y no pueden ser impuestas por el empleador sin causa justificada.
  • Remuneración: Las horas ordinarias se pagan conforme al salario base estipulado en el contrato, mientras que las horas extraordinarias deben ser remuneradas con un recargo adicional sobre el salario ordinario, según lo establecido por la ley.
  • Cotización: Las horas ordinarias y extraordinarias están sujetas a cotización a la Seguridad Social, pero las horas extraordinarias requieren una contribución adicional tanto del empleador como del empleado.
  • Naturaleza: Las horas ordinarias forman parte de la jornada laboral regular y pueden ser planificadas con antelación, mientras que las horas extraordinarias son excepcionales y se realizan en situaciones específicas que requieren una respuesta adicional por parte del trabajador.

En conclusión…

Comprender las diferencias entre las horas ordinarias y extraordinarias es fundamental para garantizar el cumplimiento de los derechos laborales de los trabajadores y para evitar posibles conflictos entre empleados y empleadores.

La regulación establecida por el Estatuto de los Trabajadores proporciona un marco legal claro que define las condiciones en las que se pueden realizar horas extras, así como los derechos y obligaciones asociados a ellas.

Si tienes dudas sobre tu situación personal como trabajador o sobre cómo gestionar las horas extras de tus empleados, te recomendamos este despacho de abogados laboralistas en Barcelona, donde pueden asesorarte en todo lo que necesites.

Contar con la experiencia de un abogado laboral Barcelona te permitirá no solo estar informado sobre tus derechos y obligaciones como empleado o empleador, sino estar bien representado en caso de un conflicto laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *