Tipos de inversores y sus características: ¿dónde, cómo y para qué invierten?

tipos de inversores

Tema: tipos de inversores

Autor: Javi Gracia

El mercado financiero es diverso y, como tal, acoge en su seno a inversores de todo tipo. Estos se pueden clasificar de muchas formas: según su objetivo, el sujeto de inversión, la aversión al riesgo o el horizonte de la inversión, entre otros aspectos.

En este artículo describimos y diferenciamos los diferentes tipos de inversores para que conozcas su comportamiento financiero, qué buscan con sus aportaciones de capital, qué rol juegan en las empresas que financian y qué ventajas y desventajas conllevan para la empresa financiada.

De este modo, si tienes un proyecto y estás interesado en conseguir inversores, sabrás a qué tipo de fondos o perfiles dirigirte para maximizar sus oportunidades de éxito.

Tipos de inversores

Las tres F (Family, Friends and Fool)

La primera fuente de financiación a la que suelen recurrir las empresas y startups jóvenes son la familia, los amigos y los «locos» (fools), también conocidos como «las tres F» (Family, Friends & Fool).

Family

La familia se refiere a los familiares directos y personas más allegadas que deciden aportar económicamente y/o implicarse en el proyecto. Suelen ser muy flexibles y transigentes a la hora de exigir el retorno de la inversión debido al vínculo que les une a los fundadores. Muchas veces realizan la inversión sin esperar nada a cambio.

Sin embargo, precisamente por la confianza y el lazo que tienen con el empresario, algunos familiares inversores reclaman una participación activa en el proyecto y en la toma de decisiones. Esto puede convertirse en una fuente de conflicto y ocasionar tensiones que afecten a la empresa.

Otra desventaja de que los familiares inviertan es que puede disminuir el nivel de riesgo que el fundador está dispuesto a correr, ya que su juicio se ve afectado por el hecho de tener que devolverle el dinero a un ser querido.

Friends

Los amigos, como personas muy cercanas y de confianza, también pueden querer invertir en un proyecto, bien porque les resulte atractivo o simplemente por un deseo de querer ayudar al fundador.

Como inversores, se comportan de forma muy similar a los familiares. En algunos casos, pueden ser un poco menos flexibles con la devolución del capital. Pero en general, son inversores fáciles de tratar y poco exigentes.

También suelen ser menos fáciles de convencer que los familiares si es el fundador quien acude a ellos. Todo depende del grado de proximidad existente con el creador del proyecto. A mayor vínculo, su forma de actuar será más parecida a la de la familia.

Fools

Con fools nos referimos a los «locos», aquellos inversores que deciden apostar por un proyecto pese a tener muy poca o nula relación con el fundador. Son personas que creen en el proyecto y eso les basta para querer aportar financiación. 

El grado de implicación que tiene este tipo de inversor es variable. Aunque, por lo general, debido a que la relación con el fundador no es tan estrecha como en el caso de la familia y los amigos, suelen mantenerse al margen o involucrase de una manera más limitada.

Los fools pueden ser personas con las que el fundador ha coincidido y a quienes conoce personalmente (por ejemplo, conocidos de networkings o eventos, compañeros o excompañeros de trabajo, compañeros de formación, etc.). Pero también pueden ser personas desconocidas. Un ejemplo de ello son los micromecenas de las plataformas de equity crowdfunding como Fellow Funders, los cuales aportan al proyecto de forma online sin conocer personalmente al empresario.

Business Angels

Un business angel es un inversor que, a título personal e individual, realiza inversiones de su propio bolsillo en empresas no cotizadas creadas por personas ajenas a él. En ocasiones, los business angels dedican también su tiempo a esas empresas efectuando labores de consultoría, asesoramiento o promoción, entre otras. 

Aunque un business angel puede invertir en cualquier etapa del desarrollo de una empresa, lo más habitual es que lo haga en la fase inicial de creación y lanzamiento. Normalmente, buscan aportar su dinero en empresas emergentes e innovadoras a las que les auguran un gran futuro.

También conocidos como investor angels, inversores privados o inversores particulares, estos inversores acostumbran a tener un rol participativo en la empresa. Suelen estar interesados en aportar su visión estratégica y de negocio y contribuir a las decisiones financieras, entre otras funciones. Su objetivo principal es que las empresas en las que invierten sean escalables y crezcan de forma acelerada.

Family Office

Un family office es una plataforma de inversión cuyo fin es conservar o aumentar el patrimonio de una familia empresaria de generacion en generación. Por lo tanto, los family office son inversores con grandes capitales que normalmente buscan la seguridad de sus inversiones.

Algunas familias empresarias, cuando alcanzan un determinado volumen de patrimonio o cuando venden sus empresas, se enfrentan al reto de gestionar de forma eficiente un gran patrimonio financiero o inmobiliario. Los family office son un instrumento de inversión con el que cuentan las familias que poseen ese patrimonio para tratar de preservarlo.

Los family offices presentan una gran diversidad en cuanto a las clases de activos en los que invierten. Entre ellos se incluyen el capital riesgo, el sector inmobiliario, la renta variable pública y la renta fija. También invierten en distintas industrias, según cuales sean los intereses y, sobre todo, la experiencia empresarial de la familia.

Son inversores ágiles, poco restrictivos y están dispuestos a invertir en empresas a largo plazo. Cuando invierten en startups, los family offices esperan trabajar estrechamente junto a los responsables del proyecto. A menudo ofrecen asesoramiento, mentoría, contactos y otros tipos de apoyos para el desarrollo del negocio. 

Generalmente, adoptan un enfoque práctico de la inversión, por lo que los fundadores deben estar preparados para atender solicitudes de información y mantener una comunicación periódica con este tipo de inversores. Además, buscan mayores rentabilidades, asumen más riesgos y están interesados en las inversiones alternativas

La principal misión de los family office es la revalorización del capital para para transferir la riqueza a la generación posterior. Otra finalidad de los family office es que las generaciones contemporáneas o futuras de la empresa familiar reciban formación y asesoramiento sobre cómo gestionar el patromonio.

Existen dos tipos de family office: single family office y multi-family office.

Single family office (SFO)

Es una empresa destinada a la gestión del patrimonio de una única familia. Los profesionales que gestionan este tipo de family office trabajan exclusivamente para dicha familia. Esta tipología está dirigida a grandes fortunas.

Multi-family office (MFO)

Estos funcionan como una agencia que asesora o gestiona el patrimonio de distintas familias. Los profesionales financieros, en este caso, trabajan gestionando diversos patrimonios simultánteamente. Esta modalidad se enfoca a fortunas menos cuantiosas.

Venture Capital

Se denomina venture capital (VC) o capital de riesgo a aquellas operaciones de inversión de capital destinadas a la adquisición de participaciones en el accionariado de pymes innovadoras o startups. Los inversores de venture capital suelen ser fondos que agrupan a distintas empresas o compañías inversoras, aunque no siempre.

Las firmas de venture capital son las encargadas de buscar, evaluar, ejecutar y gestionar estas inversiones en representación de sus clientes, los llamados limited partners (LP). Estos aportan su capital a un fondo VC para que la firma propietaria del fondo lo administre legal y financieramente en base a los intereses y objetivos particulares de los inversores.

Las operaciones de venture capital son consideradas de alto riesgo, por lo que la intención de los inversores es diversificar su capital entre un número suficiente de startups de gran potencial con el objetivo de que algunas de las empresas financiadas les reporten elevadas rentabilidades.

Entre las ventajas de este tipo de financiación para las startups están la rapidez en la disposición de efectivo (constituyen una fuente inmediata de financiación); el menor endeudamiento, ya que no están obligadas a devolver el dinero y los riesgos monetarios recaen sobre los propios inversores VC; y el know how que pueden adquirir, ya que los capitalistas de riesgo pueden brindar información muy valiosa en forma de orientación, experiencia, asesoramiento, contactos y conexiones que pueden beneficiar en gran medida al negocio.

Las principales desventajas de recurrir a este tipo de inversores son el riesgo de perder la propiedad, la pérdida de control sobre la empresa y de autonomía en la toma de decisiones, una mayor dificultad de las negociaciones y acuerdos legales y los retrasos en la puesta en marcha de procesos debido a la excesiva cautela o prudencia de los inversores.

Private Equity

El private equity es una forma de inversión consistente en financiar una empresa con capital privado durante un periodo de tiempo, recibiendo a cambio una participación en dicha empresa y con la expectativa de obtener grandes rendimientos futuros.

Los fondos de private equity se diferencian de los de venture capital en que, siendo también inversiones de riesgo, se centran en empresas grandes y consolidadas que quieren expandir el negocio o internacionalizarse. Por tanto, no conllevan tanto riesgo como el venture capital.

Este tipo de inversores contribuyen, además de con capital, con otro tipo de recursos, como por ejemplo aportando contactos valiosos, recomendaciones sobre mejores prácticas empresariales o asesoramiento en temas administrativos, fiscales o legales

Los inversores en private equity se caracterizan por una búsqueda de la rentabilidad en empresas maduras y con flujos de caja estables que han sido puestas a la venta por sus propietarios. Muchas veces, este tipo de operaciones suponen la compra del paquete mayoritario de acciones de la sociedad. Normalmente, transcurrido un tiempo, el inversor suele revender las acciones compradas, ya que su objetivo es obtener un beneficio tras el alza del valor de la empresa.

Corporate Venture Capital

El corporate venture capital, también conocido como capital de riesgo corporativo, es una herramienta de inversión para propiciar el crecimiento de una empresa en fase temprana. Los inversores, en este caso, son corporaciones que buscan obtener rendimientos en base al capital invertido en la empresa emergente o startup. Este modelo de inversión se estructura como una entidad que adquiere una participación limitada o como un grupo corporativo.

Debido a la existencia de un grupo corporativo, las inversiones de corporate venturing deben someterte al análisis de un comité de inversión, pues los ejecutivos no pueden decidir de forma independiente sobre dichas inversiones. Tras un proceso de diligencia, este consejo determina en qué invertir el capital disponible.

Este tipo de inversores buscan fomentar la innovación en la compañía y acelerar el desarrollo de nuevas tecnologías o modelos de negocio. Para ello, eligen startups en etapa early stage y con gran potencial de crecimiento que encajan con su filosofía y con la estrategia de innovación abierta de la corporación.

Dado el riesgo que afrontan los corporates al invertir en este tipo de proyectos aún en desarrollo y que no han sido validados, suelen entrar en el accionariado de las startups con un porcentaje de participación que suele estar entre el 5% y el 30%. Esto depende de su tesis de inversión y de los objetivos corporativos. También pueden obtener derechos de voto y un puesto de consejero o de observador en el consejo de administración.

Equity crowdfunding

El equity crowdfunding es un método de financiación alternativa en el que un grupo de inversores, haciendo uso de una plataforma digital, participan en una ronda o proceso de ampliación de capital de una sociedad. A cambio de su aportación, estos reciben un cierto número de acciones o participaciones sociales.

Lo que caracteriza a esta modalidad de inversión es que es mucho más abierta, ya que cualquier persona o entidad puede invertir sin cumplir demasiados requisitos. Por este motivo, se dice que el equity crowdfunding ha permitido, en cierto modo, democratizar el acceso a la inversión.

Frente al crowdfunding convencional, en el que los micromecenas reciben productos o recompensas en especie a cambio de sus contribuciones, en el equity crowdfunding los inversores reciben un porcentaje de la sociedad en forma de participaciones. De este modo, tienen la posibilidad de obtener un beneficio lucrativo, bien sea por la venta futura de sus participaciones o por la obtención de dividendos.

Una de las plataformas de equity crowdfunding más conocidas es Fellow Funders, de la que hablamos en este artículo.

Science equity

Los fondos de science equity son aquellos que invierten en el desarrollo de soluciones deep tech (tecnología produnda) por medio de una transferencia de tecnología desde los centros tecnológicos y de investigación. Todo ello con el fin útltimo de crear empresas industriales de base científica desde etapas muy tempranas, fundamentalmente presemilla y semilla.

Science equity pone el foco en proyectos que requieren una gigantesca cantidad de recursos para la investigación y el desarrollo. Debido a ello, el perfil del inversor en science equity es diferente al del inversor en tecnologías disruptivas digitales como la computación en la nube, el 5G, el machine learning, el blockchain o la computación cuántica.

Los inversores en esta modalidad buscan transformar el conocimiento y los avances de las investigaciones científicas en herramientas industriales innovadoras y proyectos empresariales que sean capaces de impulsar el crecimiento del tejido industrial y lograr cambios signiticativos en el mercado, la sociedad y las formas de producción.

Los fondos de science equity invierten la práctica totalidad de sus activos en empresas o proyectos que nacen en el ámbito científico. Concretamente, en la creación de aplicaciones tecnológicas que se consideran revolucionarias o disruptivas a un nivel profundo, como los materiales avanzados, las nanotecnologías, la fotónica, la biotecnología industrial, la microelectrónica o la nanoelectrónica.

Todas estas tecnologías se estudian y desarrollan en centros de investigación, centros tecnológicos y universidades, tanto públicos como privados. Otra de las características del science equity es su enfoque en tecnologías o compañías que cuentan con una sólida estrategia de propiedad industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *